PERROS EN LA MONTAÑA: 4 TRUCOS DE EXPERTOS.

Las salidas a la naturaleza con tu perro previenen problemas de comportamiento además de fortalecer el vinculo emocional entre tu perro y tu, para ello hay que organizar una ruta segura, accesible para ambos y en la que el animal pueda disfrutar de espacio para correr.

Salir a la montaña con el perro te va a permitir conocer mejor y más a fondo a tu mascota, ya que es en la naturaleza donde los animales se comportan como lo que son de verdad. Además, ir con tu mascota al monte no solo es divertido para ambos sino que fortalece la amistad entre ambos (aspecto psicológico) y además previene el sobrepeso del animal (aspecto físico).

En este articulo os aportamos unos pequeños, pero sencillos trucos y consejos de expertos adiestradores para salir a la montaña con tu perro y gozar de la experiencia sin ningún problema: desde cómo organizar las rutas mas seguras, hasta conocer el modo de proteger sus patas durante el paseo..

  1. Perros en la montaña. divertidos beneficios para todos.

Disfrutar del perro en plena naturaleza va a reforzar enormemente el vinculo emocional entre tu amigo peludo y tu. Pero no solo eso, salir al 1campo o a la montaña con el perro es un interesante modo de entender y educar a la mascota con la que compartes hogar, experiencias y parte de tu vida.

Los paseos por la montaña con perros son uno de los grandes placeres para quienes aman la naturaleza y los animales. Son actividades divertidas y saludables para ambos (humano/animal) y una oportunidad única para que tu mascota se relacione con otros animales en libertad, mientras que mejora su salud física y psíquica.

Pincha aquí para saber de los beneficios de hacer deporte con tu mascota.

  1. Salir al monte con el perro, con seguridad.

Antes de salir de monte con tu mascota debes conocer algunos consejos para disfrutar del paseo con seguridad.

Utilizar la correa de un modo adecuado, así como evitar situaciones de riesgo o peligro con la fauna salvaje que podamos encontrarnos por el camino, como ganado, es importante.9

Aunque la montaña es un lugar hermoso también resulta, a su vez, poco predecible. No hay que descartar posibles pasos estrechos por los que el perro pueda resbalar, superficies poco adherente, con humedad o musgo y tramos con grandes desniveles costoso de superar para tu mascota.

En ocasiones, la correa te servirá para reducir el riesgo de sufrir accidentes. Tú decides cuando y cuanto tiempo ponérsela, pero jamás debes dejarla en casa u olvidarla en el coche. También te recomendamos llevar una de repuesto en mochila de montaña por si la habitual se rompe o deteriora.

Aconsejamos ponerle un arnés al perro y no quitárselo hasta que finalicemos la ruta o itinerario. Es una medida de precaución ya que así tendrás una zona por la que coger/sujetar al animal en caso de accidente. También es mas cómodo y rápido para “enganchar” la correa si fuese necesario.

5La clave es recordar que en la montaña pueden registrarse cambios de temperatura bruscos, pasos complicados, pendientes y otros imprevistos. Cuando realizamos una ruta, senderismo o montaña con el perro tenemos que mantener con él las mismas precauciones que con nosotros mismos.

  1. Rutas de montaña con perro: ¿dónde y cómo?

Como ocurre con las personas, no todos los perros están igual de preparados para enfrentarse a ciertos itinerarios de montaña. El tamaño, la edad, el entrenamiento, así como la capacidad física de tu mascota son factores que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar la ruta, la montaña o el itinerario que desees realizar.

4Antes de escogerla hay que revisar el recorrido, asegurarse de que habrá

agua (en caso contrario deberás cargar con un extra de agua para ti y para el perro) y no elegir sitios con grandes saltos y pendientes insalvables para el animal.

  1. Cuidar las almohadillas del perro en una ruta de montaña.

Las almohadillas protegen las patas de tu perro del impacto y presión de su peso contra el suelo durante las caminatas. Es una zona de apoyo que esta cubierta con piel resistente, preparada para el contacto con el suelo. Sin embargo, sin cuidados, no es extraño que las almohadillas del perro sufran durante el paseo por la montaña, ya que pueden formarse llagas e incluso heridas en esta área.

Cuando están doloridas, las almohadillas se enrojecen y pueden aparecer llagas y rajitas. Cuando la sequedad y falta de protección se agravan, es frecuente que se formen heridas en esta zona.7

Lo primero que debemos aplicar es el sentido común; las almohadillas del perro se curten con el tiempo, por lo que no tiene sentido someter a un animal poco ejercitado a rutas largas o que transcurran por terrenos pedregosos. Debemos comenzar poco a poco y darle tiempo a esta zona de las patas del perro para que se endurezcan.

Para proteger las almohadillas del perro, los paseos deben combinar el asfalto con áreas verdes. Cabe la posibilidad de utilizar botines caninos para esta zona de apoyo.8

Como última recomendación os aconsejamos utilizar cremas y bálsamos apropiados (no humanos, ya que nuestro
pH es diferente al del perro) ya que de esta manera mantendréis hidratadas las 10almohadillas del animal. Una piel sana y menos reseca será menos propensa a cortarse  sufrís grietas, por lo que también será menos propensa a sufrir durante los paseos. Estas cremas son untuosas, como una especie de vaselina, que recubre la zona y las podréis encontrar en clínicas y centros veterinarios.

No obstante, mantener las superficies de apoyo limpias es otro paso importante para proteger a nuestro amigo. Para ello, conviene eliminar cualquier resto de materiales que hayan quedado adheridos en la zona. También aconsejamos recortar (con cuidado) el pelo que crece entre las almohadillas en algunas razas.

En cualquier caso, proporcionar a nuestro amigo los baños que precisa como parte de su rutina de higiene cotidiana es otro habito indispensable para cuidar de las almohadillas y de la salud general de tu mascota.

Y por ultimo os recomendamos llevar un botiquín básico de primeros auxilios (existen específicos para montaña en tiendas especializadas) que pueden resultar de gran utilidad tanto para ti como para el perro en caso de necesidad.

 

Consejos
  • La correa puede servir para reducir los posibles accidentes de las perros en la sierra.
  • Recuerde que el camino se comparte con otros excursionistas: pueden asustarse ante un perro suelto, especialmente si se trata de niños.
  • Algunos parques naturales protegidos prohíben en ciertos tramos que el perro pasee fuera del sendero marcado.
  • Para evitar que las almohadillas de las patas del perro se agrieten, se pueden usar botines de neopreno que resisten la caminata y protegen al animal. También es posible adquirir cremas de protección para esta zona.

 

Anuncios

Dejanos tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s